domingo, 4 de mayo de 2014

Llamada a todos los románticos.

Tal vez si escribo la palabra amor lo primero que se te viene a la cabeza es la imagen de un corazón, unas rosas, una escena de sexo, o un simple beso.

Desde siempre la mayor expresión humana y animal de afecto ha sido y será siempre el beso, y está comprobado científicamente que besuquearse con otra persona es positivo para nuestro cuerpo y nuestra mente, aunque tienen mayor efecto si se realiza con la persona adecuada.
Sinceramente me da pena que en el tiempo en el que nos ha tocado vivir el romanticismo haya decaído tanto.
Las personas que vagan en nuestra época de existencia se dedican a dar besos a diestro y siniestro como si fueran cosas insignificantes, algo que no transmite nada, cuando debería de ser y de hecho es el arma más letal del amor, del cariño y el afecto, algo que hoy día se va regalando por las calles como la virginidad, o incluso peor, tu corazón.

Antes la gente se dejaba la piel día y noche para conquistar a una persona, ahora el corazón de alguien se 'conquista' (o eso dicen) con tan solo tres segundos, lo que se tarda en decir "Joder qué buena estás."

Tiempo atrás se elegía quién iba a recibir tus besos y si de verdad merecería la pena, haciendo que todo fuese más romántico y mágico, y tal vez la única persona que besabas y te hacía sentir cosquillas era aquella persona ideal que sabía hacerte feliz, pero ahora el objetivo de todo el mundo es 'liarse' con el mayor número de personas en una noche, sin importar a quién entregas tus besos, aunque ello conlleve a tener babas de decenas de personas que ni conoces en tu boca para solo conseguir un objetivo, no un fin.

Hace no mucho tiempo la gente se enamoraba y hacía lo imposible por conseguir el corazón de su amado o amada, hoy día la gente no sabe ni lo que se siente al enamorarse. Antes eran pacientes y esperaban cartas de aquella persona que a lo mejor nunca llegaban, y ahora muchísimas relaciones se fracturan por un 'doble check'.

Me da muchísima pena esta generación y las que quedan por venir, no saben qué es esperar meses enteros o años por alguien, ignoran la existencia de enamorar a alguien por lo que eres, no por lo corta que llevas la falda, el escote que enseñas, o lo bien que disimulas tu fealdad.
Me da asco tener que ir con miedo por la vida por si no encuentro nunca un romántico de los de antes como yo, alguien que espere día sí y noche también con tal de recibir un simple beso, capaz de decir "te quiero" sin que yo sienta miedo a que esa persona me esté mintiendo en mi cara, ya que como los besos, los "te quiero" también se regalan como insignificantes papeles vacíos.

Me frustra muchísimo todo este asunto. Me fastidia tener que oír todos los días a alguien decir "te quiero", o peor, "te amo", a alguien que se lo dice a cada persona con la que se achucha cada noche en cada antro en los que su grado de cariño se mide en cubatas o chupitos.

Me jode demasiado que cosas como los besos, la virginidad, los "te quiero" y otros estereotipos del amor se entreguen a gente que no harían absolutamente nada por ti.

Conclusión: A la gente cada vez le da más miedo enamorarse y prefieren saciar su falta de cariño enrollándose cada noche con una persona distinta.

¿Dónde ha quedado esa gente que sabe querer? ¿Dónde está la gente que aún vive con romanticismo? ¿Dónde existe aún gente que sabe que un beso es más efectivo que cualquier regalo?
Es una raza en peligro de extinción.